5G

5G

La 5G es la quinta generación de las tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica.

Las principales características de este desarrollo son una velocidad más elevada que la actual, más capacidad para dar respuesta al aumento de los dispositivos conectados y una disminución de la latencia. Esto significa que las interacciones podrían ser casi instantáneas.

La 5G no sólo cambiará la manera en que se comunican los humanos, sino que también cambiará la manera de comunicarlo todo . La 5G conectará el mundo físico (por ejemplo, vehículos, barcos, edificios, contadores, máquinas, fábricas, dispositivos médicos y otros artículos) a través de electrónica, software, sensores y la nube.

la 5G permitirá desarrollar y utilizar masivamente la internet de las cosas ( IoT ), así como el vehículo inteligente y conectado, y las smart cities, gracias al enorme ancho de banda y la elevada densidad de conexión.

Las aglomeraciones en eventos deportivos y manifestaciones siempre han colapsado y inutilizado la red 4G. La 5G proporcionará conexión también en estas situaciones de elevada densidad de conexiones.

Actualmente, el gran número de estaciones base 4G que se necesitan para dar servicio a un territorio suponen un gran consumo de energía. La 5G optimizará este consumo energético mediante optimizaciones a nivel de radio y técnicas de virtualización que permitirán apagar estaciones cuando no estén activas.

La baja latencia, de menos de una milésima de segundo, permitirá controlar en tiempo real aparatos situados a muchos kilómetros de distancia, como vehículos o equipamientos médicos.

La 5G permitirá obtener conexiones muy estables y seguras, necesarias para operar aparatos e infraestructuras críticas a distancia.

Grupos con esta capacidad tecnológica: